Irma modifica calendarios de equipos deportivos de Florida

Mucho antes de llegar al estado, el huracán Irma ya había causado suficientes poblemas a los equipos deportivos de Florida. Getty Images

ORLANDO -- Mucho antes de llegar al estado, el huracán Irma ya había causado suficientes poblemas a los equipos deportivos de Florida, que, sin embargo, no tendrá un balance final de los daños que cause el meteoro hasta mediado de la próxima semana.

El ojo del huracán Irma literalmente engulló los cayos de Florida con vientos sostenidos de 130 millas por hora (210 kilómetros por hora), la mañana del domingo, antes de pasearse por toda la costa oeste del estado por las siguientes 36 horas e internarse con menor intensidad en territorio de Georgia, alrededor de la madrugada del martes.

Poco después de que el poderoso ciclón tocara tierra, el gobernador de Florida, Rick Scott, solicitó una Declaración de "Desastre Mayor" para cada condado del estado de parte del presidente Donald Trump. Scott habló con Trump, quien reafirmó su apoyo para proveer a Florida con todos los recursos federales para ayudar en la respuesta y recuperación.

"A medida que el huracán Irma llegue a la Florida, estamos totalmente comprometidos a proveer todos los recursos a los floridanos para su respuesta y recuperación. No ahorraremos gastos para salvar vidas y ayudar a los floridanos. Hemos trabajado agresivamente toda la semana para prepararnos para esta poderosa tormenta y mantener a la gente a salvo, pero tenemos un largo camino por recorrer", dijo Scott en un documento colgado en el muro oficial del gobierno estatal.

Antes, Irma azotó las islas del Caribe con vientos que alcanzaron hasta 185 millas por hora, dejando un saldo de 21 muertos y miles de millones de dólares en pérdidas. Tras tocar tierra en los Cayos, modificó un poco su ruta, poniendo en peligro toda la bahía de Tampa, que no había sido afectada por un huracán mayor desde 1921.

En antelación a la llegada de Irma a territorio de Estados Unidos, las principales ligas deportivas tomaron medidas preventivas con los equipos que tienen sus bases en el área de impacto de Irma, considerado por los científicos como el huracán más poderoso de la historia en el Océano Atlántico.

DOLPHINS Y BUCCANEERS (NFL)

La liga profesional de fútbol americano (NFL) canceló el inicio de temporada entre Tampa Bay Buccaeneers y Miami Dolphins en el Hard Rock Stadium de la capital del sol. El encuentro fue reprogramado para el 19 de octubre (semana 11), lo que significa que ambos conjuntos floridanos perderán una semana libre y tendrán que jugar 16 partidos consecutivos.

Ahora los Dolphins jugarán su primer cotejo de la temporada 2017-18 el próximo domingo en Los Ángeles contra los Chargers. El conjunto visitará a los New York Jets el 24 de septiembre y luego tendría su primer juego como "local" el 1 de octubre frente a los New Orleans Saints en Londres. Su primera cita en Miami recién será el 8 de octubre ante los Tennessee Titans

Para los Buccaneers el futuro es menos claro. Se supone que deben recibir el domingo 17 a los Chicago Bears en el Raymond James Stadium, pero todo dependerá de los daños que cause Irma a la instalación. La NFL podría pronunciarse al respecto, una vez Irma abandone el estado.

Ambos equipos usarán instalaciones de entrenamientos alejadas de Florida en el medio de la semana.

RAYS Y MARLINS (MLB)

La serie de que comienza el lunes los Yankees de Nueva York y los Rays de Tampa Bay será llevada a cabo en el Citi Field --hogar de los Mets de Nueva York-- anunció la oficina del comisionado de las Grandes Ligas el sábado.

Los Rays, que jugaron fuera de casa toda la semana (en Minnesota y Boston), se quedarán por el norte para recibir a los Yankees en Citi Field y, dependiendo de la gravedad de los daños que deje Irma en St. Petersburg, tendrían que buscar una casa neutral para recibir a los Medias Rojas de Boston el próximo fin de semana.

Los Marlins de Miami concluyen una serie de tres partidos el domingo en Atlanta y de allí se mueven a Filadelfia, para regresar a casa el próximo fin de semana, donde jugarían seis días consecutivos con Cerveceros de Milwaukee y Mets.

LOS HURACANES (NCAA)

Irma no tuvo piedad ni aún con los Huracanes, el popular equipo de fútbol americano de la universidad de Miami. La Conferencia de la Costa Atlántica (ACC) de la NCAA anunció el sábado que estaba cambiando de fecha el partido que tenía programado jugar el 16 de septiembre Miami en casa de Florida State. Ahora el partido se jugará el 7 de octubre.

Debido al cambio y la política de la liga que requiere que los equipos jueguen el jueves por la noche tengan descanso igual o completo, el cotejo de los Huracanes que estaba programado para el 12 de octubre contra Georgia Tech (la selección de ESPN para su transmisión de jueves por la noche) ahora tendrá que celebrarse el sábado 14 de octubre.

ORLANDO CITY (MLS)

El Orlando City no pudo regresar a casa después de vencer 2-1 al D.C. United en Washington el sábado y tuvo que volar a Atlanta para monitorear las condiciones del tiempo en los próximos dos días. El plan es volar a Orlando el martes, pero siempre dependiendo de las condiciones.

Los próximos dos encuentros del City serán en la ruta: El sábado 16 en Atlanta y el domingo 24 en Portland. Recibirá al New England Revolution en el Orlando City Stadium el miércoles 27 de septiembre.

MIAMI HEAT Y ORLANDO MAGIC (NBA)

El domingo, las primeras ráfagas de viento del huracán Irma en el centro de Miami provocaron daños menores a la membrana exterior de las facilidades de entrenamientos del Miami Heat en el American Airlines Arena.

El equipo de Miami de la liga nacional de baloncesto profesional (NBA) comenzará su calendario de pretemporada en casa el 1 de octubre contra los Atlanta Hawks.

Los Orlando Magic, que comenzarán su pretemporada el lunes 2 de octubre en Memphis contra los Grizzlies, no han anunciado planes de contingencia debido al paso de Irma.