Los Astros buscan asegurar la división lo antes posible, afirma Correa

play
Sencillo de Yuli Gurriel, único aporte ofensivo del Astros vs Angels (0:24)

El cubano impulsó la carrera del triunfo en la parte alta del segundo episodio. (0:24)

LOS ÁNGELES -- El campo corto de los Astros de Houston, el boricua Carlos Correa, aseguró que el equipo de la Ciudad Espacial tiene prisa por asegurar su presencia en la postemporada.

"Queremos asegurar la división a la brevedad posible", aseguró el espigado torpedero, autor de la única anotación de los texanos, en la victoria que lograron este martes, en Anaheim, California, por 1-0, sobre los Angelinos.

Con su triunfo, la novena de Houston redujo a 5 su número mágico, al ensanchar su ventaja en la punta del sector oeste de la Liga Americana, donde se encuentra a 14 juegos de distancia del equipo de Mike Scioscia, que sigue apuntándole a los puestos de comodines para tratar de llegar a los playoffs.

La anotación número 69 de Correa, en la presente temporada, subió a la pizarra en el segundo tramo, impulsado por un sencillo por la alameda central del cubano Yuliasky Gurriel, quien prefiere que le llamen simplemente Yuli.

"No pensé que esa carrera, en esa entrada, iba a decidir el juego. Pero los lanzadores tuvieron una actuación increíble, como fue el caso de Verlander, nuestro abridor, lo mismo que los rivales".

Y esta noche se demostró que un sencillo, en algunas instancias, puede llegar a ser más valioso que un cuadrangular.

"Sí. En esta noche, un sencillo fue el que decidió el partido y eso demuestra que uno no siempre debe salir a buscar el batazo grande, porque un simple hit puede hacer la diferencia".

Carlos y Yuli, que irónicamente tienen sus vestuarios uno a lado del otro, de seguro, se confabularon para estropearle la noche al lanzador abridor local, Garrett Richards.

"Estamos aportando todos en el equipo, cada uno ponemos nuestro granito de arena para cumplir con el objetivo que nos trazamos en el inicio de la temporada, que es meternos a la postemporada", dijo el inicialista cubano, palabras que encontraron eco en Correa.

"Nosotros vamos partido a partido, haciendo lo que sabemos que podemos hacer, porque lo que queremos es asegurar la división lo más pronto posible", señaló el pelotero puertorriqueño, que acumula 20 vuelacercas y 68 carreras remolcadas en el año.

"Para nosotros era bien importante iniciar esta serie con un triunfo porque estamos frente al equipo que nos sigue en la división", agregó Correa.

En el último turno al bate de los aureolados, Brandon Phillips disparó un imparable por la pradera derecha y se fue hasta la intermedia, en lo que parecía un batazo de dos esquinas. Sin embargo, con un buen envío de Josh Reddick, Correa lo dejaba fuera de circulación, después de que el corredor despegara el pie de la almohadilla.

El timonel de los locales, Mike Scioscia, salió a protestar, alegando que su corredor había sido empujado por Correa, lo que lo hizo despegarse del cojín. "Lo único que hice fue tocarlo con el guante para ponerlo out, pero en ningún momento lo empujé", explicó el torpedero puertorriqueño.

Mientras tanto, la victoria se la ganó, muy merecidamente, el derecho Justin Verlander (12-8, con efectividad de 3.58), luego de su gran labor en los ocho episodios que permaneció en el promontorio.

Permitió únicamente un hit, el doble de Phillips en el primer episodio, entregó un pasaporte, además de golpear a Mike Trout, pero mantuvo a raya a los bateadores del Condado de Orange, que terminaron por engullirse nueve chocolates.

"Verlander tuvo una noche de completo dominio, a pesar de que en el inicio mis jugadores conectaron sus lanzamientos con batazos sólidos", reconoció Scioscia, quien también tuvo palabras de elogio hacia la labor del diestro Garrett Richards (0-1, efectividad de 1.38), quien ha reaparecido luego de una prolongada ausencia, lanzando cinco entradas, en las que toleró cuatro imparables, buenos para una carrera, sin otorgar pases de cortesía, mientras hizo abanicar a cuatro bateadores.