No detiene Gennady Golovkin su entrenamiento por nacimiento de su hija

play
Fortalezas y debilidades de 'Canelo' y GGG (2:31)

Repasa el listado de condicionantes que podrían decantar la pelea del próximo 16 de septiembre entre ambos pesos medianos. (2:31)

El campeón de peso medio unificado Gennady Golovkin, aunque es un asesino en el ring, siempre se ha proyectado como una persona encantadora fuera de él gracias a su sonrisa juvenil y su comportamiento fácil.

Mientras que Golovkin ha estado destruyendo oponentes en la división durante años -- él lleva 18 defensas consecutivas del título, dos defensas menos que las de Bernard Hopkins, quien tiene la marca de todos los tiempos --- él raramente habla basura a sus contrarios o se jacta de las hazañas que lo han clasificado por la mayoría como uno de los tres mejores combatientes del mundo libra por libra.

Pero cuando fue golpeado unas cuantas veces más de lo esperado en septiembre pasado cuando defendió sus títulos contra Kell Brook, que en ese momento tenía un título mundial de peso welter pero subía de peso, los críticos sugirieron que podría estar desmejorando, aunque literalmente rompió el rostro de Brook en una victoria por nocaut en el quinto asalto.

Y cuando apenas logró una decisión unánime contra Daniel Jacobs, a quien derribó en el cuarto asalto, el 18 de marzo, muchos pensaron que GGG había perdido y los críticos se volvieron más vocales que ya no sería el monstruo que había proyectado.

Ahora, cuando apenas está a una semana de una mega pelea con el mexicano Canelo Alvarez el 16 de septiembre (HBO PPV, 8 pm ET) en el T-Mobile Arena de Las Vegas, Golovkin se ha vuelto más abierto.

Tal vez picado por la crítica, Golovkin (37-0, 33 KOs) lanzó un jab verbal a Alvarez (49-1-1, 34 KOs) el viernes, al igual que a los que no le han dado crédito por la victoria contra Jacobs.

"No soy Julio César Chávez Jr. y Canelo no es Danny Jacobs, no hay supervivientes en mis peleas", dijo Golovkin, a quien se le ha preguntado constantemente sobre la comparación entre sus dificultades con Jacobs y lo fácil, que Álvarez derrotó a Chávez en su última pelea.

Álvarez logró una blanqueada por decisión contra Chávez el 6 de mayo en una pelea en la que Chávez Jr. apenas lanzó golpes y no pareció intentar ganar.
"El boxeo es un negocio. Si me veo muy bien contra Jacobs, si lo derrotó, no estaría peleando con Canelo ahora", dijo Golovkin.

Golovkin y su equipo creen que Alvarez y su promotor, el Golden Boy Oscar De La Hoya, habría seguido evitándolo si se veía muy bien contra Jacobs. En cambio, Golovkin parecía humano y poco después Alvarez y De La Hoya pactaron la pelea.

"Jacobs fue un muy buen peleador y me dio una buena experiencia de aprendizaje en 12 asaltos", dijo Golovkin, cuya racha de nocaut de 23 peleas terminó. "Nunca lo he hecho antes. Me sentí increíble ir 12 asaltos por primera vez. Jacobs le problemas a todos".

Abel Sánchez, entrenador durante largo tiempo de Golovkin, estuvo de acuerdo con su pupilo.

"Danny Jacobs es el segundo mejor peso mediano en el boxeo. Fue una pelea dura porque los dos mejores de la división de peso mediano estaban peleando entre sí", dijo Sánchez. "El enfrentamiento fue tan bueno en el ring como en el papel. Jacobs también jugó con el sistema evitando el pesaje obligatorio de la FIB el día de la pelea en donde los combatientes sólo se les permite ganar 10 libras más de lo que pesaron oficialmente el día anterior. Gennady, como campeón defensor, honró la regla de la FIB y pesó en la mañana siguiente ¿Quién sabe lo pesado que estaba Jacobs la noche de la pelea?

"Pero incluso con esa ventaja, Gennady fue capaz de ganar. Jacobs era fácilmente una división de peso más pesada que Gennady. No obtener el golpe de gracia puede haber sido una bendición doble para nosotros. Se demostró que Gennady era capaz de ir 12 asaltos con un boxeador de élite y nos dio la pelea con Canelo.

"Si Gennady hubiera derribado a Jacobs, no habría manera de que Golden Boy tuviera la confianza de poner a Canelo con nosotros este año. Ahora veamos la última pelea de Canelo. Chávez no ha boxeado en menos de 167 libras en cinco años. Fue drenado (para llegar al límite del contrato de 164.5 libras) y apenas lanzó un puñetazo. Si ese mismo Chávez pelea con Gennady, no hay duda de que Gennady lo derrota. Chávez era un pato sentado. No hay debate sobre quién tuvo la mejor victoria contra el mejor oponente. Ver la actuación de Canelo en contra de Chávez nos dio mucha confianza".