Canelo Alvarez ganó 800 pesos en su primera pelea profesional

LAS VEGAS -- Nunca se le va a olvidar a Canelo Álvarez su primer sueldo y tampoco la razón por la que está en el negocio del deporte de los puños, pues de ganar muy poco, el púgil tapatío se ha colocado en la elite mundial y apunta muy alto.

Canelo Álvarez recordó su primer sueldo en el deporte de los puños, y aseguró que el mundo conocerá su mejor versión este sábado, cuando se enfrente a Gennady Golovkin en uno de los duelos más esperados en la historia del pugilismo.

Saúl Álvarez recordó que desde sus inicios, fue de la mano de los Reynoso, Eddy y Chepo, con quienes fue creciendo en el deporte de los puños, con ellos compitió en la Olimpiada Nacional y será con ellos con quienes se retire, pues es un personaje leal ante los que le ha ayudado a llegar a donde está.

"El boxeo lo empecé porque me gusta, porque amo el boxeo, y viene de la mano el negocio", dijo Canelo. "Cuando debuté, gané 800 pesos, y no me importó. Me sacrificaba dando el peso desde niño, ganando nada, pero lo que me importa es el boxeo, amo el boxeo, amo el boxeo, y después empecé a vivir de él, vino de la mano el negocio", añadió el jalisciense.

Canelo sabe que la victoria de este sábado es vital en sus aspiraciones, y también reconoce que el riesgo de enfrentar a un peleador como Golovkin es enorme, pero confía en que va a salir con la mano en todo lo alto para darle a México el triunfo que está esperando de su parte.

"Yo sé que estoy arriesgando todo, en cada una de mis peleas pongo todo en juego y no se diga en esta, pero para eso me preparé, vine a darle a la gente una bonita pelea y estoy seguro que van a salir felices de la arena el sábado. Vine a Las Vegas a ganar y por nocaut", destacó Saúl.

De los 800 pesos que ganó en octubre de 2005, Canelo podría embolsarse hasta 50 millones de dólares este fin de semana. En aquella ocasión cobró 200 pesos por round y este fin de semana se va a confirmar como el deportista mejor pagado de México.

No será una misión sencilla para Canelo este fin de semana, pero si logra salir airoso, habrá ganado muchos más seguidores y el público terminará por reconocer que aquel jovencito de 15 años que cobró alguna vez 800 pesos por subir a un ring, está listo para ser el portador del estandarte del boxeo mexicano.