Vettel indica que su ritmo disminuyó por daños en el auto

Sebastian Vettel y Ferrari, terceros en el Gran Premio de Italia y a 36 segundos del ganador, Lewis Hamilton, Mercedes, considera que el ritmo de carrera no fue el que se esperaba, porque tenía dañado el SF70H.

“Me fui fuera en la curva uno y creo que algo se rompió. La parte izquierda de la dirección estaba dañada y no podía confiar en el auto en el frenado. Es un circuito de frenos, así que las últimas vueltas no mostraron el ritmo que podía tener”, confesó el alemán, cuatro veces campeón del mundo.

“Quizá nos faltó como medio segundo por vuelta pero no estuvo todo en orden como para poder juzgar. No estoy preocupado por la diferencia (respecto a los Mercedes), Monza es muy específico y si tienes esa confianza (en el total balance del auto), eso hace la diferencia”, explicó ‘Seb’ quien no se sintió cómodo con el auto en la parte final de la competencia.

Monza se perfilaba como terreno Mercedes debido a las características del circuito: zonas muy rápidas y chicanas que piden tracción y potencia del motor para poder salir rápido hacia la siguiente recta a fondo. Un trazado que se acomoda a la Unidad de Potencia del fabricante alemán.

Sin embargo, Vettel es optimista y, como ya había aclarado antes, no teme ningún escenario en el resto de la temporada.

“Sabíamos que sería una carrera difícil, quizá esperábamos estar más cerca. No es divertido verlos ganar pero dimos todo lo que teníamos y llegamos terceros. Soy muy positivo ahora. Se podría decir que fue un mal día, pero sé que el equipo está en el camino correcto y hay mucho que se está mejorando”.