Calificaciones de los 32 equipos antes del campamento de entrenamiento

Los reporteros de la Nación NFL evaluaron la temporada baja de todos los equipos, destacando los movimientos que les gustaron, los que no y lo que está por venir previo al campamento de entrenamiento.

CALIFICACIÓN: A -

Buffalo Bills: Cuando los Bills despidieron al ex entrenador en jefe Rex Ryan, el propietario Terry Pegula buscó un nuevo coach que en muchos sentidos fuera lo contrario a Ryan. Los Bills creen que tienen eso en Sean McDermott.

New England Patriots: Los Patriots se han cargado de talento para tratar de ganar su tercer Super Bowl en un lapso de cuatro años. Su postura agresiva tiene a algunos cuestionando si su ataque este año podría ser amenazar a la ofensiva del 2007 que estableció récords en la NFL.

Tampa Bay Buccaneers: Los Buccaneers tenían dos objetivos claros esta temporada baja: conseguir mayor velocidad a la ofensiva y ponerse más físicos a la defensiva.


CALIFICACIÓN: B +

Arizona Cardinals: El objetivo más apremiante de la temporada baja era superar la decepción de la temporada pasada y su pobre récord 7-8-1. En general, Arizona hizo eso.

Cleveland Browns: Los Browns reforzaron la línea ofensiva en la agencia libre, adquirieron tres jugadores en la primera ronda del draft y cubrieron sus necesidades en distintos lugares con otras adiciones inteligentes.

Indianapolis Colts: El gerente general Chris Ballard limpió la casa de los Colts en el lado defensivo al cortar o no recontratar a jugadores no productivos como Art Jones, Trent Cole y Patrick Robinson.

Los Angeles Chargers: El nuevo entrenador en jefe de los Chargers, Anthony Lynn, buscó crear algo de camaradería y química en su primera práctica con sus nuevos jugadores. Misión cumplida.

Miami Dolphins: Los Dolphins llegaron a la temporada baja con la esperanza de mejorar su defensiva ubicada en la posición N° 29. Sus movimientos rindieron frutos pronto, ya que la velocidad a la defensiva de Miami y su capacidad para generar robos de balón ya están apareciendo.


CALIFICACIÓN: B

Atlanta Falcons: Los Falcons no necesitaban hacer muchos cambios importantes luego de un inesperado viaje al Super Bowl, pero querían establecer profundidad de calidad al tiempo que fortalecían sus líneas.

Baltimore Ravens: Esta temporada baja fue una reacción al decepcionante final del 2016. Los Ravens mejoraron su defensiva secundaria al firmar a Tony Jefferson y reclutar en el draft a Marlon Humphrey.

Denver Broncos: Si el liniero defensivo agente libre Calais Campbell hubiese decidido unirse a los Broncos, Denver habría podido marcar prácticamente todas las líneas de la lista del equipo esta temporada baja.

Detroit Lions: El gerente general Bob Quinn quería renovar el ataque terrestre del equipo y lo logró al contratar a dos de los mejores linieros ofensivos en la agencia libre, el tackle derecho Rick Wagner y el guardia derecho T.J. Lang.

Jacksonville Jaguars: Los Jaguars entraron a la temporada baja con tres cosas en mente: conseguir mayor velocidad, fortalecerse y mejorar en los equipos especiales.

Los Angeles Rams: Cuando comience la temporada del 2017, los Rams esperan tener hasta seis nuevos titulares a la ofensiva y tres nuevos titulares a la defensiva, sin mencionar que tres titulares que vuelven van a hacer la transición a una nueva posición.

New York Giants: La ofensiva tuvo problemas para anotar puntos la temporada pasada, así que los Giants llegaron a la temporada baja en busca de soluciones en ataque al tiempo que trataron de mantener unida a su defensiva.

Oakland Raiders: Los Raiders querían sumar piezas a su ya poderosa ofensiva, y Marshawn Lynch, Jared Cook y Cordarrelle Patterson hicieron mucho más que eso.

Philadelphia Eagles: El objetivo principal de los Eagles era darle al mariscal de campo titular Carson Wentz las herramientas necesarias para tener éxito. En el papel, lo hicieron bien para su joven pasador.

Pittsburgh Steelers: Los Steelers se dispusieron a sumar profundidad necesaria en varias áreas, sobre todo a la defensiva. Sienten la urgencia de su ventana de campeonato pero no exagerarán gastando de más.

San Francisco 49ers: Esta temporada abaja para los 49ers fue para tratar de tomar algo de estabilidad y dirección para la franquicia finalmente. Comenzó con una búsqueda exhaustiva de un nuevo gerente general y entrenador en jefe.

Tennessee Titans: Un año después de terminar una reconstrucción en la línea ofensiva, enfatizar el ataque terrestre y detener la carrera, los Titans se movieron hacia afuera. El equipo necesitaba mejores jugadores de perímetro a ambos lados del balón.


CALIFICACIÓN: B -

Cincinnati Bengals: Los Bengals querían rejuvenecer y mejorar la velocidad de su defensiva y sumar algo de velocidad entre su grupo de receptores, pero perdieron puntos por no atender sus problemas en la línea ofensiva.

Dallas Cowboys: Luego de una temporada 13-3, los Cowboys sabían que esta sería una temporada baja marcada por los cambios a la defensiva. Perdieron siete titulares o contribuyentes clave.

Green Bay Packers: El objetivo debió haber sido mejorar su defensiva, y rápido. El gerente general Ted Thompson invirtió sus primeras selecciones del draft en la defensiva, sin embargo, no pareció ser suficiente.

Kansas City Chiefs: Esto será visto como una gran temporada baja para los Chiefs si Patrick Mahomes II se convierte en el mariscal de campo franquicia que el equipo espera que sea, pero será un fracaso si no es así.

Minnesota Vikings: Los Vikings no ocultaron cómo intentaban invertir en su línea ofensiva y otorgaron 36.8 millones de dólares en dinero garantizado con dos tackles antes de reclutar un centro.

New Orleans Saints: Aparte de las lesiones, la temporada baja de los Saints es muy complicada de calificar debido a que no hicieron un movimiento de renombre para atender una de sus dos necesidades más apremiantes en la posición de cazamariscales y esquinero.


CALIFICACIÓN: C +

Carolina Panthers: Los Panthers querían apuntalar una línea ofensiva que estuvo plagada de lesiones la temporada pasada y sumar más armas explosivas para quitarle presión al mariscal de campo estelar Cam Newton.

Washington Redskins: Los Redskins querían mejorar su defensiva, encontrar más ayuda con la presión al pasador y sumar juventud al frente. Pero por cada paso positivo pareció haber alguno negativo.


CALIFICACIÓN: C

Chicago Bears: La mayor prioridad de Chicago en la temporada baja era mejorar la posición de mariscal de campo. Dentro de cinco años, lo único que recordarán los aficionados de los Bears sobre la temporada baja del 2017 serán los movimientos en la posición de pasador.

Houston Texans: Los Texans tienen de vuelta a la mayor parte de su defensiva N° 1 de la temporada pasada, sin embargo, aún queda por ver si hicieron suficientes mejoras a una ofensiva que tuvo muchos problemas en el 2016.

Seattle Seahawks: Los Seahawks tenían dos objetivos principales esta temporada baja: recuperar su ataque terrestre e incrementar la profundidad de su defensiva.


CALIFICACIÓN: D

New York Jets: Después de su sexta temporada consecutiva eliminados de los playoffs, los Jets decidieron derribar todo y comenzar una larga y dolorosa reconstrucción, una postura radical.