Tribunal Supremo da respiro a nombre de Redskins

El Tribunal Supremo revocó el lunes parte de una ley que que prohibe el uso de marcas registradas ofensivas en un decisión que ayuda a los Washington Redskins en su batalla legal sobre el nombre del equipo.

Los jueces determinaron que la parte de la ley de marcas registradas, en vigor hace 71 años, que prohibe nombres ofensivos va en contra del derecho constitucional a la libre expresión.

El fallo es una victoria para la banda de rock asiática the Slants, pero el caso estaba siendo vigilado de cerca por el impacto que tendría sobre otro caso que incluye en nombre del equipo de futbol americano de Washington.

El dueño de los Redskins, Dan Snyder, dijo que estaba "contentísimo" con el fallo del Tribunal Supremo, y la abogada del equipo, Lisa Blatt, dio loas a la decisión de la corte.

"El Tribunal Supremo ha validado la posición del equipo de que la primera enmienda impide que al gobierno negar o bloquear una marca registrada basada en la opinión del gobierno", dijo Blatt en declaraciones escritas.

El fundador de Slants, Simon Tam, intentó registrar la marca de la banda en el 2011, pero la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos negó el pedido, basando su decisión en que el mismo ofende a las comunidades asiáticas. Un tribunal federal en Washington luego falló que la ley prohibiendo las marcas registradas ofensivas era inconstitucional.

Los Redskins hicieron un argumento similar luego que la misma oficina en el 2014 encontrara que el nombre ofendía a los Indios Americanos y canceló la marca del equipo. Un tribunal apelativo en Richmond dejó la decisión en suspenso en espera de que el Tribunal Supremo rindiera su fallo en el caso de Slants.

En su opinión ante el tribunal, el Juez Asociado Samuel Alito rechazó argumentos de que las marcas registradas son el discurso del gobierno y no discurso público. Alito también dijo que las marcas registradas no están inmune a protección bajo la Primera Enmienda como parte de un programa de gobierno o un subsidio.

Tam insistió que su intención no era ser ofensivos, sino que querían transformar un término ofensivo en uno de orgullo. Los Redskins también han argumentado que su nombre es un homenaje a los Americanos Nativos, pero el equipo ha enfrentado décadas de retos legales de grupos Nativoamericanos que dicen que el nombre el racista.

A pesar de una intensa presión pública para cambiar el nombre, Snyder se ha rehusado, diciendo que el mismo "representa honor, respeto y orgullo".

En el caso de slants, los abogados del gobierno argumentaron que la ley no se inmiscuye en los derechos bajo la libertad de expresión porque la banda está libre de utilizar el nombre aún sin que la marca no fuera registrada. Lo mismo es cierto para los Redskins, pero el equipo no quería perder las protecciones legales que van a la par con la marca registrada. Las protecciones incluyen el bloqueo a la venta de mercancía pirata y el establecimiento de un estrategia para le desarrollo de la marca.

Un tribunal apelativo había fallado a favor de Slants en el 2015, diciendo que la Primera Enmienda protege "aún el discurso hiriente que hace daño a miembros de una comunidad que son estigmatizados a menudo".