Di María se 'ofrece' al Barça

play
Así entrena el PSG para los octavos de final en la Champions. (1:14)

El Paris Saint-Germain y Real Madrid se miden en duelo de gigantes. Ambos son firmes candidatos al título. (1:14)

Ángel di María, un día antes de que el PSG visite el Bernabéu en el partido de ida de los octavos de final de la Champions, explicó en una entrevista a la revista francesa ‘So Foot’ que no tendría “ningún problema” en jugar para el Barcelona, dejando patente que no ha olvidado el fichaje que se aventuró durante el verano de 2017.

El futbolista argentino dejó claro que su pasado madridista no le impediría incorporarse al máximo enemigo deportivo de la Liga española porque “mi relación con el Real Madrid ya acabó. Mi ciclo allí terminó”, y solventó que sumarse al club azulgrana no significaría ningún problema para él. “Francamente, no tendría ningún problema en jugar para el Barça, al contrario”, explicó el ‘Fideo’, quien aclaró que el único club con el que no podría jugar nunca “es Newell’s Old Boys porque soy fanático de Rosario Central”.

“Jugar contra el Real Madrid es una motivación especial”, advirtió en la entrevista Di María, quien recordó que con motivo de la final del Mundial de 2014 recibió una carta del club merengue en la que le insinuaba la conveniencia de no jugar aquel partido ante Alemania por estar recuperándose de una lesión sufrida en cuartos de final ante Bélgica. “Me tomé la molestia de leerla… Y luego la rompí”, explicó el jugador.

Autor de 13 goles y 15 asistencias en los 29 partidos en que ha tomado parte con el PSG desde que comenzó la temporada, Di María cumple los 30 precisamente este miércoles en que su participación, ya sea de entrada o durante el duelo, se contempla muy probable frente al que fue su equipo entre 2010 y 2014.

“Lo tenemos todo para ganar la Champions y esa es nuestra intención, pero no somos los únicos aspirantes. Existe una élite compuesta por varios equipos que también quieren ser campeones”, advirtió el jugador argentino, quien reconoció que el 6-1 encajado en el Camp Nou la pasada campaña fue “muy duro y muy raro… El Barça logró una hazaña, demostró que en el fútbol todo es posible y que no es un equipo cualquiera. Pero es pasado”.

Un pasado que Di María pretende olvidar. Al contrario que el futuro. Bajo contrato hasta junio de 2019, el Fideo volvió a dejar la puerta abierta a un fichaje por el equipo de su amigo Messi, quien, se sospecha le abriría las puertas del vestuario azulgrana de par en par.