Infantino lamentó tragedia en Portugal y destacó organización en Rusia

KAZÁN-- La venta de boletos para los primeros encuentros de la Copa Confederaciones no ha sido la mejor en el inicio del torneo.

Para el encuentro inaugural entre Rusia y Nueva Zelanda fueron notables las localidades no ocupadas por la afición rusa, mientras que para el Portugal frente a México, hasta el día del juego, a ocho horas de que se diera el silbatazo inicial, solo se habían vendido 31 mil de las 45 mil localidades de la Kazán Arena.

Ni siquiera la presencia de Cristiano Ronaldo ayudó a que se vendieran todos boletos para el debut de Portugal y México en Kazán, una ciudad que estaba llena de propaganda referente al certamen y al juego entre lusitanos y aztecas, pero que no influyó demasiado entre los seguidores rusos para que se animaran a ir al estadio.

Días previos al partido, una tendencia entre los rusos es la poca confianza que tienen sobre su selección como para seguir el futbol, además de que tampoco conocen demasiado de México.

A eso, además, se le puede añadir que el costo de las entradas tampoco era tan económico, pues por lo menos costaban 2 mil pesos por ticket, un factor que también desalentaba a quienes por lo menos se meditaban si ir al inmueble o mejor esperar a otra oportunidad.