Estreno polémico del VAR en Confederaciones

El Video Assistant Referee de la FIFA se ha estrenado con polémica en la Copa Confederaciones 2017, competición que exigió al máximo a la tecnología durante sus tres primeros encuentros, incluido el duelo entre Chile y Camerún, que desató la ira, desconcierto y furor de la selección andina en tan sólo 90 minutos.

La justa previa al Mundial de 2018 arrancó sin mayor complicación entre Rusia y Nueva Zelanda e incluso fue hasta el segundo encuentro del torneo cuando el VAR se estrenó. Era el minuto 21, Portugal se enfrentaba a México y Pepe consiguió un gol tras una serie de rebotes en el área; todo el equipo celebró la anotación, pero Néstor Pitana, árbitro central, anuló la jugada.

Asistido por la repetición en video, el silbante determinó que había posición adelantada tras un servicio flotado que precedió la jugada, e invalidó el gol y reanudó el encuentro con balón parado para el ‘Tri’, que fue el primer 'beneficiado' con la implementación de este innovador sistema entre selecciones absolutas.

Para el minuto 86 cayó el 2-1 gracias a un remate de Cédric, precedido por un rebote otorgado por Héctor Herrera y que extrañamente derivó en la revisión de la jugada por los árbitros encargados. Finalmente la decisión no fue revertida y el tanto se dio por válido con total normalidad, aunque con un par de minutos de pausa.

El mayor desconcierto vino en el compromiso entre el ganador de la Copa América y el campeón africano; al ‘45 Eduardo Vargas anotó el 1-0 tras un pase filtrado, pero el gol fue denegado tras la revisión, un hecho que fue reprobado de manera enérgica por Arturo Vidal y el resto de sus compañeros.

Al ‘90, Eduardo Vargas sacudió las redes de nueva cuenta y aunque la jugada en turno parecía totalmente legal, se volvió a utilizar el VAR, causando suspenso ya en el tiempo añadido, para una nueva reclamación del 'Var' que tuvo final feliz, al menos para Pizzi y compañía.

"Gol no concedido debido a posición adelantada del jugador Eduardo Vargas, de acuerdo con la decisión basada en el Arbitraje Asistido por Vídeo", fue el dictamen oficial de la FIFA tras la apretada jugada del tanto inaugural, que representó también la mayor prueba para la FIFA e Infantino en esta justa.