Miguel Aguilar, de ser 'Dreamer' al sueño de jugar con Gio

Miguel Aguilar es un mediocampista del Galaxy de Los Angeles, quien es un "dreamer" porque llegaron al país sin documentos migratorios. lagalaxy.com

Miguel Aguilar es un mediocampista que hoy sueña con jugar al lado de Jonathan y Giovani dos Santos en el primer equipo del Galaxy de Los Angeles, pero hace unos meses temía porque podía ser deportado de los Estados Unidos.

El mexicano Aguilar es parte del equipo de reservas del cuadro angelino de la MLS, Galaxy II, pero su historia en Estados Unidos empezó cuando llegó sin documentos a California cuando contaba con 11 años de edad, junto a su madre Carmen, y gracias a la ley de Acción Diferida para Migrantes Menores de edad (DACA, por sus siglas en inglés), promulgada por el entonces presidente Barack Obama, en 2012, logró graduarse de la Universidad de San Francisco.

"DACA ha significado para mí, la oportunidad de poder jugar en la Major League Soccer", aseguró Miguel en entrevista con ESPN Digital, quien nació en Ciudad Juárez, hace 23 años y fue reclutado inicialmente por el DC United, durante la primera ronda del Selectivo Universitario de 2015.

Dicho programa acaba de entrar en una situación crítica luego de que el presidente Donald Trump avalara el final del mismo, tal y como se le conoce y muchos jóvenes podrían ser deportados.

"Es algo que se me hace desafortunadamente cruel que se le cierran las oportunidades a tanto joven con tantas aspiraciones y sueños como yo los tuve una vez", señaló.

Se trata de niños que arribaron "al país de las oportunidades", junto a sus padres, sin documentos migratorios, pero que lograron abrirse paso a través de los sistemas educativos del país.

Mientras tanto, la condición migratoria de Aguilar ha cambiado, ya que luego de su matrimonio con la que fuera su novia en la preparatoria, ha obtenido la tarjeta verde de residente permanente, pero manifiesta su preocupación y su solidaridad con sus compañeros ‘soñadores’, luego de los recientes pronunciamientos de la administración republicana, en Washington, en materia de leyes migratorias.

"Ahora yo ya hoy tengo mi tarjeta de residente permanente de Estados Unidos, pero igual, tanta gente cercana a mí a sido afectada que (por eso) es algo que me afecta a mí.

"Estoy muy preocupado, ya que la decisión del presidente Trump de suspender el DACA, pone en riesgo de deportación a muchos de mis amigos, compañeros de escuela, a quienes estimo y ahora enfrentan un futuro incierto, en muchos casos, la deportación", concluyó diciendo Miguel Aguilar.

Una ley que será abolida por el actual presidente, lo que pondrá en el limbo, y bajo una inminente amenaza de deportación, a más 860 mil ‘soñadores’, de los cuales, una cuarta parte viven en California, y la mitad de ellos, se encuentran en Los Angeles.

DACA fue un refugio importante para Miguel, ya que además de darle la llave para acceder a una educación universitaria, y de concederle un permiso para trabajar legalmente en este país, le hizo realidad otro sueño: el de llegar a ser futbolista profesional.

Sin embargo, a pesar de poseer la "green card" lo cual ya no lo hace sujeto a deportación, Miguel no se siente seguro del todo, ya que "no se sabe qué pueda pasar" con la nueva legislación o la decisiones que tome el gobierno.

DE DREAMER AL SUEÑO DE JUGAR CON GIO

Ahora, amén de su situación migratoria, Miguel Aguilar también debe concentrarse en su desarrollo como futbolista y eso incluiría, por qué no, jugar junto a los otros mexicanos del Galaxy, los estelares hermanos Dos Santos.

"Son grandes jugadores, y magníficas personas", destacó el integrante del equipo de Reservas del Galaxy, quien actualmente se encuentra en la etapa final de su rehabilitación, por una rotura de ligamentos en la rodilla derecha.

Aguilar, cuenta con una experiencia de 25 encuentros disputados en la MLS, con el DC United, equipo que lo transfirió al Galaxy durante el invierno pasado.

"Hay un nuevo técnico en el equipo", dijo, refiriéndose a la llegada de Sigi Schmid para tomar las riendas del once galáctico, hace poco más de un mes, "y es el momento de intentar llenarle el ojo”.

Pero tú eres un mediocampista y tal vez tendrías que pelearle un puesto al propio Jona. ¿Es así?

"Sí, juego en media cancha, pero lo hago más por los costados, como carrilero, un poco más en funciones defensivas", explica Miguel, de 23 años, quien hace fue parte de un grupo de jóvenes conocidos en Estados Unidos como 'Los Soñadores' o Dreamers.

"La meta es llegar al primer equipo y tal vez un día poder llegar a un Mundial y en eso es en lo que me estoy enfocando".

- ¿Con Estados Unidos o con México?

"El que me llame primero", remató con una sonrisa.