Festival de bajos scores en el Dell Championship

Thomas es uno de los dos punteros en Boston Getty Images

Vuelve el norteamericano y flamante ganador del PGA Championship, Justin Thomas, a patear el tablero con un sorprendente score. Ya lo había hecho en la tercera vuelta del US Open en Erin Hills, al registrar un record de -9. Ahora, en la tercera vuelta del Dell Technologies Championship, que se disputa en Boston, Thomas volvió a dar la nota con una extraordinaria vuelta, que tuvo 8 birdies y ningún bogey.

Pero Thomas no estuvo solo. A pesar de que el cielo estuvo cubierto de nubes durante toda la jornada, las estrellas brillaron en la antesala de la definición del segundo torneo de los Playoffs de la FedEx Cup. El australiano Marc Leishman se metió en la pelea con una soberbia vuelta de -6, e igualó el registro acumulado de Thomas (-12). Jordan Spieth consiguió hacer dos vueltas inspiradas, anotó -5 en la tercera y marcha cuarto, con -10. El inglés Paul Casey también sobresalió y con -4 se posiciona tercero en -11.

El Número 1 del Ranking Mundial, el norteamericano Dustin Johnson, estuvo a la altura y no le perdió pisada a sus ambiciones. Hizo -5 y suma -9, en el séptimo lugar.

Phil Mickelson lució su estirpe. El zurdo hizo -2 y acumula un -8 que lo deja en el noveno lugar. Pero Mickelson no solo se juega, igual que todos en el campo, su continuidad en la FedEx Cup, sino también la posibilidad de integrar el equipo de su país en la Presidents Cup, que se disputará a finales de este mes de septiembre. El estadounidense necesita darle argumentos a Steve Stricker para elegirlo y darle al cuadro norteamericano la experiencia y el palmarés de un veterano de mil batallas.

Otro estadounidense aguerrido, Ricky Fowler, también aprovechó el momento y anotó un -5 y se ubica en el puesto 11 con -7. No parece suficiente para pelear la punta en la última vuelta pero, si consiguiera una ronda iluminada, podría poner presión en los punteros con un guarismo bajo en el Clubhouse.

El que no pareció cómodo en la punta fue el español Jon Rahm. No pudo mantener la inspiración de los primeros días y, con una deslucida vuelta de par, mantuvo el -9 que lo hizo retroceder al séptimo lugar.

En el medio de esta fiesta, el argentino Emiliano Grillo se aburrió combinando birdies con bogeys en su tarjeta. Cinco de cada especie par su trabajada ronda. A pesar de ello, mantiene las esperanzas de esquivar la guadaña que segará a cualquiera que no figure entre los 70 mejores de la FedEx, quienes seguirán al BMW Championship la semana que viene. Si Grillo mantuviera esta posición, quedaría en el puesto 66° y avanzaría cómodo.

El otro latino, el venezolano Jhonattan Vegas, no está jugando bien en Boston, pero ya tiene asegurado su pase al evento final de la FedEx Cup, el Tour Championship en Atlanta, que premia a los 30 mejores de la clasificación. Vegas obtuvo ese privilegio gracias a un sólido año y a un meritorio segundo puesto en el Northern Trust, primer torneo de los Playoffs.

Todo está preparado para una gran definición. Los Playoffs de la FedEx Cup iluminan Boston y los mejores están en posición de dar pelea. Final incierto. Emoción asegurada.