A Alexa Bliss no le molesta ayudar pacientes de anorexia

play
Alexa Bliss ganó su mayor batalla fuera del ring (2:01)

La campeona de la marca Raw de WWE batalló con anorexia en su juventud y pudo vencerla. Ahora le brinda ayuda a otros a superarla. (2:01)

BRISTOL -- A sus 26 años, Alexa Bliss ya tiene cimentado parte de su legado en la WWE.

Con apenas tres años en el listado principal, es la única mujer que ha conquistado los títulos de las marcas de Raw y Smackdwon, este último en dos ocasiones.

Su mayor victoria, sin embargo, vino fuera del cuadrilátero cuando venció un desorden alimenticio que la hospitalizó hace algunos años. Bliss, cuyo verderado nombre es Alexis Kauffman, padeció de anorexia y durante su batalla, no entendía por qué atletas la visitaban.

"Cuando estuve en el hospital con anorexia, estuve en dos ocasiones, teníamos atletas que nos venían a visitar, porque nosotros éramos los enfermos. Me recuerdo que pensaba 'Tú no sabes por lo que estoy pasando, ¿por qué vienes?'" recordó Bliss. "Era cool que estuviesen allí y tomaran su tiempo, pero pensaba 'tú no sabes lo que paso'".

Hoy, Bliss es una de las portavoces de esta condición y se siente orgullosa de poder llevar su mensaje a otros que padecen ese desorden, ya que está capacitada para ayudarlos.

"El poder ser esa persona y saber por lo que estás pasando y he estado ahí, en el extremo de ello y saber que hay vida fuera de eso. Y quiero definitivamente llevar afuera eso porque la imagen corporal es tan grande y la gente tiene muchos problemas con la imagen de su cuerpo y quiero llevar, junto a Nia Jax, el positivismo del cuerpo y es una de las cosas en las que quiero enfocarme porque es algo importante y la gente no lo toma en cuenta", añadió Bliss.

Otro aspecto que hace a Bliss sentir cómoda es el poder devolverle a la comunidad el respaldo que reciben en el ring. Entre las muchas obras caricativas de la compañía está Connor Cure, una fundación dedicada a la búsqueda de la cura del cáncer pedriátrico, nombrada en honor de Connor Michalek, un fan de la WWE que perdió su batalla ante la enfermedad.

"Me encanta. Creo que la WWE hace un tremendo trabajo en regresarle a la comunidad. Estamos involucrados en muchas obras benéficas", explicó Bliss.

La campeona de la marca Raw, que enfrentará a Sasha Banks en SummerSlam, recordó una reciente visita a un hospital en donde los niños recibieron a los luchadores con un escenario y música de entrada. Esto sorprendió a Bliss y confirmó su dedicación al servicio de la comunidad.

"Recientemente pude ir a un hospital como parte de Connors Cure. Todos estos niños tienen sus propias entradas, teníamos un escenario allí. Tenían entradas propias, personajes, nombres y pudimos acogerlos y ser las súper estrellas del día", apuntó Bliss. "Fue muy divertido, pudimos ir tas bastidores y ver qué es Conor Cares y lo que hace WWE para Conor Cares y viceversa".

El personaje de Bliss es ruda, algo que podría causar un poco de vacilación para que los niños se le acerquen en este tipo de eventos. Asegura, sin embargo, que ese no es el caso.

"No he notado eso. Muchos de los niños en el hospital dice aquí está, no es nada grande. No creo que me vean como buena o malvada... quizás lo hacen y están dando una buena cara", sonrió Bliss.

Este año será la primera ocasión en que la titular femenina luchará evento de sencillos en uno de los cuatro PPV principales de la WWE. En los pasados Wrestlemania y en el SummerSlam, ha sido parte de una lucha multi-mujeres.

"Estoy realmente nerviosa para SummerSlam este año y emocionada a la vez", apuntó Bliss. "Cada PPV grande, sea SummerSlam o Wrestlemania el año pasado, ha sido un encuentro milti-mujeres. Esta vez será sencillos, así que será estresante, pero muy divertido también".

Al preguntársele si sólo estos eventos la ponen nerviosa, Bliss confesó que es un sentimiento que lleva cada día, por más de 200 fechas al año, antes de salir detrás de las cortinas.

"Siempre me pongo nerviosa, pero siento que si no te pones nerviosa es que no te importa. Es una de esas cosas que siempre tengo, mariposas. Camino tras bastidores para recordarme de mis líneas, recordarme qué ocurre, es estresante, pero es increíble", añadió Bliss.

No importa lo que ocurra, Bliss se siente feliz y agradecida de las oportunidades que ha recibido de la compañía y los retos, los que ha aceptado sin problemas.

"Es increíble. Se me ha dado tantas oportunidades increíbles por WWE, el ser campeona de Smackdown en dos ocasiones, campeona de Raw, ser la primera en ganar ambos y no podía pedir un mejor año en la WWE, las oportunidades que me han dado, las he aprovechado porque se que estas oportunidades no siempre se repiten", concluyó Bliss.