Cambio de la guardia en NXT Takeover: Brooklyn III con triunfo de McIntyre

Mientras que la acción pudo haber parecido un poco lenta temprano en el evento principal de NXT Takeover: Brooklyn III, el encuentro final de la noche resultó ser un cierre perfecto a una noche tremenda en el Barclays Center.

Después de dos entradas increíbles de ambos competidores, incluyendo una banda escocesa de NYPD para McIntyre, las palmadas fueron abundantes y los golpes fueron duros con el campeonato en juego. Las rompecuellos iban y venían, y las maniobras en las cuerdas permitieron que ambos competidores tuvieran la ventaja en en diversos puntos mientras fijaban el paso de la lucha. Fue un tedioso esfuerzo de ida y vuelta por un rato, hasta que un tirón por sobre la cuerda superior por McIntyre conectó lo suficiente para tener temporalmente a Roode fuera de servicio. McIntyre continuó su ofensiva con un slam en marcha y una serie de esfuerzos de alta potencia en la esquina.

Roode remontó, golpeando una movida similar a un codebreaker, pero McIntyre contrarrestó con un backslide que le valió un conteo de dos. Roode conectó un spinebuster, luego un DDT glorioso, pero sólo le valió un conteo de dos. Tomó a McIntyre de nuevo, golpeó un segundo DDT Glorioso, pero en lugar de soltar a McIntyre, Roode se mantuvo firme y se fue para un tercero.

La tercera vez no fue el encanto. McIntyre se liberó y conectó la patada Claymore para derribar a Roode para el conteo - convirtiéndose en el undécimo campeón de NXT.

Después de la lucha, mientras McIntyre celebraba en el ring y el cartel de "final del espectáculo" llenaba la esquina de nuestras pantallas, Bobby Fish y Kyle O'Reilly salieron corriendo por segunda vez en la noche. La multitud se descontroló cuando los dos entraron en el ring, sólo para explotar cuando Adam Cole salió corriendo de la oscuridad de la multitud y atacó a McIntyre.

Un nuevo grupo de luchadores ha llegado a NXT, y aparentemente una nueva era ha comenzado. Por tercer año consecutivo, TakeOver: Brooklyn llenó todas sus expectativas, y aún más.

Asuka (c) derrotó a Ember Moon vía rendición

Mientras Asuka se acercaba al ring para su décima lucha de TakeOver -- el mayor número en la historia de NXT -- ella buscaba permanecer perfecta, pero en su camino se encontraba una determina Ember Moon que inmediatamente atacó a Asuka tan pronto como el encuentro comenzó. Moon seguiría mostrando una audacia impecable y resistencia en lo que fue su mejor presentación desde que se unió a la lista de NXT.

Después de su ataque inicial sobre Asuka, Moon impresionó a la multitud con un salto mortal desde la segunda cuerda hacia el exterior del ring hacia Asuka. Sin embargo, Asuka cambiaría las aguas a su favor cuando ella llevó a la retadora a la escalinata de acero del ring, golpeándole el hombro.

El hombro anteriormente lesionado de Moon se convirtió en el objetivo principal de Asuka, y lo trabajó a la perfección en todo el resto del partido.
Asuka mantuvo la presión en el hombro de Moon con una variedad de llaves de sumisión incluyendo un estiramiento de pulpo modificado y una torcedura de brazo muy similar a la de Becky Lynch.

Después de una breve ráfaga de Moon, Asuka ejecutó un suplex alemán sobre Moon causando que la cabeza de Moon golpeara el tensor inferior. Entonces, volvió al hombro mientras Asuka bloqueaba a Moon en un agarre chicken wing.

Moon no se dio por vencido y montó otro remonte que incluía un fuerte lazo vaquero a la campeona. Después de un ataque vicioso a la cadera por Asuka, el tema de la resiliencia regresó cuando Moon golpeó a Asuka con un suplex innovador estilo tornado desde la esquina.

Las dos intercambiaron golpes y Moon conectó su movida de cierre Eclipse al rugido de la multitud en lo que parecía ser la definición de la lucha... pero Asuka hizo algo que ninguna otra superestrella ha hecho. Evitó el conteo.

Moon trató de ir para otro eclipse, pero Asuka colocó al referí en el camino, similar a lo que hizo cuando tuvo su victoria trampeada en TakeOver: Orlando. Moon saltó sobre el árbitro y conectó un top cruzado desde la cuerda superior, pero Asuka rodó e intentó planchar a Moon mientras que sostenía sus trusas, pero el árbitro la vió y paró el conteo.

Moon lanzó una dura patada y la lucha parecía haber terminado, pero Asuka volvió a evitarlo. Asuka atrapó a Moon en el agarre de Asuka. Moon resistió todo lo que pudo hasta que se rindió.

El reinado de Asuka de más de 500 días permanece intacto. ¿Quién será su próxima retadora? Eso aún está por verse. Ruby Riot está saliendo de una serie de victorias en NXT TV, por lo que es una candidata. Hay otras 32 mujeres que participan en el Mae Young Classic en aproximadamente una semana. Quizás el torneo también develará a algunas candidatas potenciales.

Para Moon, esta fue una actuación excelente y recibió la ovación de la multitud de Brooklyn. Luego de retar dos veces a Asuka, no sería sorprendente verla hacer la transición a RAW o SmackDown Live.

Aleister Black planchó a Hideo Itami

Después de un encuentro de apertura de primera entre Gargano y Almas y un encuentro de pareja lleno de caos (incluyendo las consecuencias con ReDRagon), las expectativas para los dos golpeadores más brutales jamás bajo contrato con la WWE eran altísimas.

Itami caminó hasta el ring bajo un puñado de abucheos, pero Black siguió levantando la barra con su temible entrada cuando Code Orange volvió a salir y realizó su tema de entrada. Mientras tocaban, Black hizo su entrada surgiendo del humo detrás del baterista de la banda, agregando aún más al momento. Entradas musicales en vivo son una entidad rara, especialmente en estos días en la WWE, por lo que Black obtuviese esa oportunidad aun en NXT habla de mucho de la percepción que se tiene de él.

Itami y Black desperdiciaron poco tiempo en golpearse el uno al otro. Patadas simultáneas aterrizaron para ambos en dos ocasiones, dando lugar a una escaramuza loca hacia adelante y hacia atrás en el ring. Itami aterrizó una patada en el rostro de Black, pero eso sólo lo enfureció.

Se aguantaron algo mientras intercambiaron golpes, antebrazos y patadas, con Black golpeando una patada alta en la esquina para tomar el control aparente por primera vez. Después de un látigo irlandés en la esquina opuesta, sin embargo, Itami se hizo cargo, colocando un suplex a Black de modo que cayó en la cuerda superior. Se subió a la cuerda superior, y hizo una doble pisada en la parte de atrás de la cabeza de Black que trajo gemidos audibles de la multitud.

Itami controló la mayor parte de la lucha desde allí, con múltiples amarres a la cabeza en el centro del ring que finalmente lo ayudaron a sacar el máximo provecho de casi todos los sorprendentes intercambios.

La lucha la controló Itami hasta que dejó que su arrogancia entrara en la ecuación. En vez de golpear una patada a toda fuerza, falló intencionadamente y conectó su patada de deslizamiento, como si estuviese echando tierra a Black. Luego cayó al suelo, sentado con las piernas cruzadas para burlarse de Black.

Black pareció tener un breve remonte, encolerizado por esta indiscreción, pero Itami golpeó un DDT para otra cuenta de dos. Cerró otro candado en Black, pero Black se puso de pie, coloco un armbreaker, luego un golpe en el pecho y un más. Bloqueó un golpe de Itami, conectó todo tipo de, una patada baja y luego un rodillazo.

Después de un exitoso látigo irlandés a la esquina, Black golpeó un lionsault que agarró imprevisto a Itami.

Se pelearon en una esquina, pero Itami volvió a tomar el control con un tornado DDT que llevó el cuello de Black a la cuerda superior. Black remontó a través de muchas cosas, sólo para que Itami colocara una patada en el cráneo y un amarre que llevó a una flecha de halcón desde la cuerda superior. Itami tardó demasiado en llegar allí, sin embargo, y no pudo llegar a Black lo suficientemente rápido para capitalizar la movida.

Black se levantó y se dirigió a Itami, con ira reflejada en sus ojos y la sangre goteando de su boca. Ellos intercambiaron patadas al pecho, luego las bofetadas abiertas a la cara antes de que simplemente descendiera en una ráfaga de brazos y piernas. Itami golpeó un puño invertido y un puñetazo en la cara, Black un rodillazo y un amarre que llevó a otra flecha de halcón de Itami para otra cuenta de dos y las cosas tomaron otro giro caótico.

La acción se movió a la esquina mientras Black daba un último golpe y, como suele suceder, su patada Black Mass de la nada, golpeando a Itami en la mandíbula y amarrando la victoria.

Fue otra victoria impresionante para Black, que parece ya estar al borde del evento principal en NXT. Para Itami, que sigue impresionando a pesar estar pasado de su empuje en NXT. Si no está en la próxima convocatoria, es difícil decir lo que Itami podría hacer a continuación.

SanitY derrota a los Authors of Pain para ganar los campeonatos en pareja de NXT

Dos luchas, dos increíbles esfuerzos y el primer cambio de título de la noche. SanitY derrotó a AOP con una lucha fantástica que sorprendió a los aficionados desde el principio. Después de una batalla antes del comienzo del encuentro, Alexander Wolfe pidió relevo a Eric Young, no a Killian Dain lo que creó conmoción entre los aficionados en Brooklyn.

Young recibió la mayor parte de los golpes durante la lucha, incluyendo una serie de impresionantes movidas donde Akam y Reaazar enviaron con fuerza a su oponente a la lona. Young hizo un breve remonte, fue colocado en un amarre por largo tiempo para disminuir el ritmo un poco, Young remontó poco a poco y trajo al público a favor de SanitY como nunca antes.

Con la multitud animando a Young, finalmente pidió relevo a Wolfe que corrió sobre AOP. Young entonces conectó un tope suicida. Wolfe brincó por encima de la cuerda superior y también conectó. Nikki Cross entró en el ring, lista para hacer lo mismo, pero Paul Ellering se interpuso en su camino. Entonces, con el árbitro distraído, Cross saltó de la parte superior y fue capturada por Rezar. Mientras Rezar miraba a su alrededor, Dain corrió a toda velocidad hacia él y empujó a Rezar, todavía sosteniendo a Cross, a través de una mesa que Young había preparado antes de que sonara la campana para el inicio de la lucha.

De regreso al ring Wolfe recogió a Rezar y EY saltó de la cuerda superior para golpearlo con una combinación de slam y codo. Wolfe ganó la cuenta de tres y nuevos cinturones.

Mientras SanitY celebraba, Bobby Fish y Kyle O'Reilly atacaron a los nuevos campeones y prepararon la escena para lo que viene en la división de parejas de NXT. En cuanto a AOP, una convocatoria a la lista principal podría estar en camino.

Andrade "Cien" Almas planchó a Johnny Gargano

Si TakeOver: Brooklyn del año pasado no lo demostró lo suficiente, Brooklyn ama a Gargano. Ellos estaban detrás de él al 100 por ciento y, al igual que el año pasado, estaban al 100 por ciento en contra Andrade "Cien" Almas.

Esta vez, sin embargo, era la intención. La nueva manejadora de Almas, Zelina Vega, ha sido el toque perfecto para traer seriedad y enfoque al una vez descarriado luchador. Las convicciones de Almas brillan a través de su estilo en el ring, y su lucha con Gargano sirvió como un gran encuentro de apertura y un escaparate para el futuro de NXT.

Almas dominó la acción temprana, con una mezcla de patadas, palmadas y codazos -- comenzando una tendencia de utilizar la esquina para su ofensiva que continuaría como tema importante durante todo el encuentro.

Desde el comienzo de la lucha quedó claro que tanto Almas como Gargano habían venido para llevarlo a toda velocidad y llegó cuando Almas golpeó una combinación de codo y antebrazo 8:47 a Gargano suspendido de la cuerda central, lo que finalmente repitió en la esquina en el primero de varios momentos de brutalidad. Gargano continuó evitando la plancha casi a cada paso, a las dos, con Almas raramente encontrando su camino al piso.

Almas amarró una llave triángulo de asfixia con el brazo de Gargano atrapado contra la cuerda superior, y luego amarró un extenso candado de hombro hasta que la multitud comenzó a subir de nuevo y llevar a Gargano a ponerse de pie. Gargano se deslizó hacia fuera, conectó un toe hold en la esquina, y entonces ambos hombres se embistieron a toda velocidad con lazos vaqueros simultáneos, cayendo ambos a la lona.

Se levantaron con bastante rapidez e intercambiaron golpes, Gargano conectando varios lazos vaqueros que no lograron derribar a Almas, quien luego lanzó un gran golpe a Gargano. Esto sólo sirvió para enfurecer a Gargano quien conectó varios lazos y su patentada patada, seguido por una salida al borde del ring y una lanza desde la cuerda media para el primer conteo de dos de Gargano.

Gargano siguió activo con una patada a la cara de Almas, un salto suicida al exterior y un segundo salto a través de las cuerdas del medio. Otra cuenta de dos, y la multitud comenzó a rugir, dándose cuenta de que la lucha se acercaba a su apogeo.

Para evitar la rendición de Gargano, Almas conectó varios rodillazos al bíceps izquierdo, sólo para recibir un par de súper patadas Gargano y un lanzamiento al medio del ring. Mientras Gargano alineaba a su super patada, la mitad de su llave de cierre con Tommaso Ciampa como parte de #DIY, Vega lanzó una camiseta #DIY a Gargano, que congeló a Gargano.

Almas se levantó de un salto, empujó a Gargano hacia el tensor y conectó una DDT con un brazo amarradoa para el conteo de tres. Un clásico absoluto en el encuentro de apertura que llevó el nivel a un lugar muy alto para el resto de la velada.