RKO de Randy Orton a Nakamura inicia nueva rivalidad en Smackdown

El RKO podría ser uno de los movimientos más explosivos de la WWE, pero el último de Randy Orton sirvió para otro propósito.

Después de derrotar al equipo de Jinder Mahal y Rusev, Orton dejó tendido a su pareja Shinsuke Nakamura cuando SmackDown Live llegó a su fin. Esta traición dejó la mesa servida para el enfrentamiento de la próxima semana entre Orton y Nakamura, que nunca se han enfrentado en competencia uno a uno.

Pero esta lucha ha salido de la nada. El bombo forzado y apurado expuso lo que parecen ser algunos problemas potenciales para SmackDown, al menos en las próximas semanas. El programa de la noche del martes puso de relieve la falta de narrativas actuales. Mucho de lo que bajó en las semanas que llevaron a SummerSlam finalmente terminó en Brooklyn y aún no han surgido nuevas rivalidades.

Sin embargo, si hay un punto a su favor, la larga pausa entre SummerSlam y Hell in a Cell el 8 de octubre dará a SmackDown mucho tiempo para reagruparse y comenzar a construir feudos que vayan más allá de una lucha de ocasión.

En un vacío, Orton-Nakamura es un encuentro digno de un PPV, pero ¿cuánto más eficaz habría sido si no fuera por un anuncio repentino en el programa el martes por la noche? Sí, es cierto que hemos elogiado la manera en que SmackDown aprovecha los momentos, pero una buena historia todavía necesita contexto. Seguramente, podría haber habido una mejor manera de comenzar la rivalidad entre estos dos. Quizás si la lucha de la próxima semana no hubiese sido anunciada previamente en la noche, el RKO de Orton en Nakamura habría sido mucho menos predecible y explosivo.

¿O qué tal si tomas una página del libro de Monday Night Raw y lanzas a 15-20 individuos en un ring y dejando que Orton y Nakamura se peleen como los dos finalistas, estableciendo una lucha entre ambos?

Está claro que SmackDown está pasando por un período de transición, ya que incluso AJ Styles no parece tener una buena historia para contar en este momento, a menos que usted considere la posibilidad de tomar ventaja de un ya derrotado Tye Dillinger como una. Sí, entendemos que Dillinger era poco más que un buffer entre Styles y Baron Corbin, pero todavía hay poco odio entre esos dos.

En cuanto a Orton y Nakamura, será una gran lucha. Ambos son atléticos y son mucho más expertos en el ring que el actual campeón Mahal, que debe llevar a una dinámica divertida. Sí, necesitamos una razón para ver ahora y no esperar hasta el Hell in The Cell, pero seguramente debe haber algún tiempo entre medio para permitir alguna apariencia de construcción, incluso si son sólo dos semanas, antes de saltar directamente al evento principal.

Al menos en el caso de Monday Night Raw, sus narraciones de alto nivel han reunido una historia de fondo antes de ir a ella en el ring, cuando Braun Strowman destruyó a Brock Lesnar en múltiples ocasiones, mientras que John Cena y Roman Reigns han intercambiado kjabs verbales aparentemente reales en Twitter.

Déme Orton-Nakamura -- pero no la semana próxima.

FALLOS Y ACIERTOS

• Tanto como escudriñamos la falta de capacidad de Mahal en el ring, la combinación de su música y sus comentarios de su música y palabras de lucha como "negativistas ultranacionalistasc" lo hace ser parte importante en TV. Ahora que sus compinches, los hermanos Singh, comienzan a asumir un papel subordinado más grande, añade una nueva dimensión posible en la que, después de que le ayudaran tantas veces, le cuesten el título a Mahal. Manténganse al tanto.

• Es realmente divertido ver a Shelton Benjamin de regreso, pero llámame un tonto para las sorpresas. Preferiría haber visto a Chad Gable anunciar su nuevo compañero de equipo sin nombre hace una semana y escuchar de momento la música de Benjamin el martes. Claramente, los fans lo aman. Por otro lado, Gable parecía que tenía todo para ser un fantástico luchador de sencillos. Con suerte, uno de estos días se liberará de la competencia en parejas.

• Sí, hemos criticado la falta de buenas historias anteriores, pero la excepción es Kevin Owens y Shane McMahon, quienes dieron pasos adicionales hacia su inevitable enfrentamiento, el cual, si tuviéramos que adivinarlo, vendrá en Hell in the Cell. Owens, en otro discurso brillante, habló con extra furia, lamentando cuánto había caído de sus días de campeón Universal en Raw. Y aquí está él, afectado por McMahon semana tras semana.

Lo que empeoró las cosas el martes, Owens arrancó la camiseta de un referí en la lucha entre Aiden English y Sami Zayn, propinó powerbomb a Zayn, y luego contó rápidamente tres. McMahon anuló la decisión, diciendo que será "sacada de los expedientes." Entonces... ¿cuándo finalmente Owens y McMahon llegarán a los golpes?

• Felicitaciones al equipo creativo por lo menos tratar de relanzar a Tamina. Parece que el plan es seguir el camino de Nia Jax y Strowman y dejarla vencer a despiadados respaldos. El problema es que Tamina tiene muy poco, si es que hay, carisma, lo que probablemente hará que su techo sea personaje sea más bajo que los otros dos.

• El mismo trato con Bobby Roode. Si bien se ha hecho mucho de su ostensible personaje técnico, WWE no está sobreexponiéndolo demasiado rápido, al menos no a través de dos semanas. Eso parece mucho más importante que definir si es bueno o malo, sobre todo en una época en donde se deja que los luchadores crezcan más orgánicamente y vivan en un área gris indefinida.

• Decepcionado por el rendimiento general entre The Usos y The New Day, que no se acercó remotamente a duplicar su brillante enfrentamiento en SummerSlam. Los Usos ganaron la lucha y tendrán que elegir una estipulación para otra pelea por el título. Por favor, cero banderas.

CITA DE AL NOCHE

"Si alguna vez intentas sacar provecho de mí, te convertiré en la Baron Corbin de la división de mujeres." - Natalya cuando se enfrentó a Carmella el martes