La destrucción de Big Show por Braun Strowman pudo ser el final

El evento principal de Monday Night Raw fue, en la superficie, otro ejemplo del dominio físico total y absoluto de Braun Strowman sobre todos en la WWE, independientemente del tamaño. En la tercera lucha de una trilogía contra el Big Show que se remonta a febrero, Strowman sobrevivió una guerra física y finalmente salió con la apariencia de ser tan fuerte como lo ha sido al conectar reventón a Big Show para la victoria y luego lanzarlo a través de un lado de la jaula de acero en donde acababan de competir.

Pero más que nada, el evento principal y el rebasamiento de 10 minutos a Raw proporcionaron una buena dosis de cierre. Cierre a una trilogía que quedó abierta después de que un superplex derrumbó el ring la última vez que se enfrentaron en abril. Cierre a una parte de la carrera de Big Show que comenzó tan brillantemente, cuando él y Strowman brindaron un espectáculo que nadie podría haber esperado. Su encuentro se retrasó cuando Big Show fue arrastrado por un tiempo a la rivalidad olvidada Big Cass / Enzo Amore, y regresó cargada el lunes por la noche.

Y podría haber sido el último pedazo de cierre que necesitaba el Big Show en su carrera. Más de 18 años después de que hizo su debut en la WWE lanzando a Stone Cold Steve Austin a través de una jaula de acero en el PPV de la WWE de la Masacre del Día de San Valentín, Strowman gritó: "Te voy a poner a pastar, viejo" y lanzó a Big Show a través de la jaula de una manera que de manera similar grita que el círculo fue cerrado.

Ahora, no sabemos si Big Show realmente está retirado y no me quejaría si regresa a la televisión para la idea correcta, pero estos momentos fueron algo especial. El lento, trabajado y asistido viaje de vuelta a la rampa, vendiendo el gran momento en cada paso vale la pena, y la pausa para reconocer a los aficionados en la arena sin duda hizo poco para disuadir la noción de que este es el potencial final de su carrera.

Si esto es verdad, entonces la carrera de Big Show llegaría a su fin con dos pensamientos aparentemente contradictorios. Ha hecho todo lo que hay que hacer en el mundo de la lucha libre profesional en el transcurso de una carrera de 22 años, ciñiéndose casi todos los títulos importantes disponibles en WCW y WWE y compitió contra casi todas las leyendas de las últimos dos décadas de este negocio. También dejaría el ring en un momento en que siente como el renacimiento de los luchadores de alta estatura.

Obviamente está Strowman, que se ha convertido en un gran éxito a pesar de su limitada experiencia en el ring debido a su fuerza brut y carisma. Él fue capaz de mostrar hasta qué punto ha llegado contra el Big Show en esta trilogía, y Big Show similarmente parecía encontrar algo de la fuente de la juventud al enfrentarse a Strowman. Se dirige a una lucha individual contra Brock Lesnar, otro hombre grande que surge una sola vez en la generación, en una lucha por el título Universal que habría sido inimaginable incluso hace unos meses.
Pero más que eso, una cosecha de una vez en una generación de hombres grandes dinámicos han surgido a la parte superior de las filas de lucha libre, al igual que Big Show parece listo (o está cerca de estar listo) para colgar sus botas. Si no sabes quiénes son Keith Lee, Donovan Dijak, WALTER y Jeff Cobb, por nombrar algunos, una búsqueda en Google podría ilustrarte. Estos son los atletas que tienen muchos de los atributos de hombre grande de los cuales Vince McMahon alegadamente ha estado enamorado, al ser capaces de hacer el tipo de movimientos de alto vuelo (especialmente uno contra el otro) que hombres de la mitad de su tamaño pasan trabajo para ejecutar.

Con el fuerte rumor de que Dijak se dirige a la WWE, y otros similares seguramente en el radar de la WWE, sería algo lastimoso si Big Show nunca llega a ver lo que podría hacer contra ellos. Si está realmente retirado, sería difícil cuantificar lo mucho que el Big Show ha hecho para los hombres grandes y el negocio de la lucha en general en el transcurso de su carrera.

JOHN CENA Y ROMAN REIGNS BAJAN LA INTENSIDAD

Una semana después de que John Cena y Roman Reigns se lanzaran entre si jabs verbales sin límites, se dirigieron a una segunda ronda ligeramente más moderada el lunes por la noche. Mientras que Cena ciertamente pareció ser el ganador la primera vez, Reigns pareció mantenerse justo con él en esta ocasión.

Después de que Cena despachó a Jason Jordan para abrir la acción de la noche en una lucha muy competitiva, la música de Reigns sonó y se dirigió al ring. Intercambiaron palabras una vez más, con cada uno de ellos llamándose "perro falso" durante el transcurso de su intercambio, Reigns señalando rápidamente la hipocresía en la lucha de Cena contra Jordan. ¿Por qué Cena, un campeón del mundo en 16 ocasiones, tarda tanto en despachar a un novato? ¿Estaba cargando a Jordan con una falsa sensación de seguridad, sólo para romper su corazón, o había perdido verdad algo de habilidad?

Cena procedió a etiquetar a Reigns como un "engreído y sabelotodo muchacho de oro", una dirección interesante a la hora de considerar su propia carrera y estado. Reigns puso fin al proceso preguntando a la multitud de Omaha: "¿Quieren ver a John Cena vencerme?", A lo que la multitud respondió con el aplauso más grande que Reigns ha recibido en años. Retó a Cena y le dijo que respaldara con hechos su "bocota", y Cena retrocedió.

Este asalto pudo haber sido artificialmente sesgado a favor de Reigns, dependiendo de cuán "real" entiendes que se está conviritiendo esta rivalidad, pero sirvió como un pequeño enfriamiento antes de elevarlo al nivel de No Mercy en las semanas siguientes.

FALLOS Y ACIERTOS

• Mientras que rachas de derrotas manufacturadas pueden sentirse a menudo trabajadas y se arriesga el perder el interés de la audiencia, el encuentro de Jordan contra Cena fue absolutamente el mejor en el listado principal durante la estadía de Jordan hasta ahora. La lucha se estaba llevando muy bien cuando ejecutó para de suplexs consecutivos Northern Lights, culminando con un intento de plancha. Colocó a la audiencia en Omaha y en casa lo más emocionada hasta el momento desde que Jordan llegó a Raw, y aunque todavía hay mucho trabajo por hacer para que la gente se preocupe más por él, este fue un buen paso en la dirección correcta. Hacer el paralelo al debut de Cena contra Kurt Angle, incluyendo un videoclip, fue un toque agradable también.

• Lo que se anunció inicialmente como Alexa Bliss vs Sasha Banks para el campeonato de las mujeres de Raw rápidamente se convirtió en una lucha Fatal 4-Way que incluye Nia Jax y Emma. Los inusuales apareamientos de Banks/Bliss y Jax/Emma funcionaron bien, y esta lucha recibió un montón de espacio para trabajar y respirar. Hubo mucha cosa que gustó con lo que sucedió en esa lucha: Bliss, la ruda cobarde, alimentada por la adrenalina y la confianza, golpeando a Jax sólo para arrepentirse inmediatamente de esa decisión, Emma marcando su camino para reclamar la victoria al final y claramente Jax la pieza central de la lucha. Esto todo debe hacer una dinámica interesante en No Mercy.

• El Miz contra Jeff Hardy fue mucho mejor que se podría esperar en el 2017. Puede estar llevando a pensar que Hardy tiene una última corrida de título mundial en él, pero a Jeff y Matt parece les queda algo como luchadores individuales.

• Los campeonatos en pareja de Raw también están oficialmente en disputa en No Mercy, con Sheamus y Cesaro recibiendo su revancha. Nos dieron un raro avistamiento de Heath Slater y Rhyno, que fue agradable, pero Gallows y Anderson fueron hechos los tontos una vez más, en más de una ocasión. Todavía me asombra el tratar de entender por qué no los tienen bajo el mismo techo que AJ Styles o Finn Balor como grandes amenazas, especialmente si no van a estar en el horizonte de los títulos en pareja.

• Hablando de Balor, él y Bray Wyatt tuvieron otro escalofriante cara a cara (en una pantalla de video) donde Wyatt lo regañó por no poder hacer su trabajo sin recurrir al demonio. Y así conseguimos la tercera lucha de una trilogía en No Mercy.

• El jurado sigue sin veredicto si Enzo Amore y la división de peso crucero será un buen matrimonio, pero hay aparentemente algunos destellos de esperanza. Con tantos luchadores dinámicos en el ring, un personaje de carácter fuerte no hará daño.