Resumen Smackdown: Vencido y golpeado, el jefe --Mr. McMahon -- está de vuelta

Kevin Owens sorprendió golpeando a su jefe de 72 años, Vince McMahon, en SmackDown Live. Cortesía WWE

Fue el cabezazo que se sintió en todo el mundo.

Después de todo, ¿quién le pone la mano encima al jefe? ¿A menos, por supuesto, que seas Stone Cold Steve Austin?

En una edición de SmackDown Live de calibre de evento de pague por ver, Vince McMahon, de 72 años, fue golpeado cuando un beligerante, enfurecido y harto Kevin Owens desató un ataque vicioso contra el dueño.

Seguro, McMahon pasó más de una década en el ring como competidor oficial, intercambiando golpes contra rivales que variaron desde Hornswoggle a Hulk Hogan, así que la idea de que el principal jefe de operaciones de la WWE recibiera un golpe desprevenido el martes en la noche no era tan única.

Pero fue la naturaleza física de la golpiza el martes, el impacto puro del golpe en la cabeza lo que hizo que saliera sangre. Como si eso no fuese suficiente, Owens siguió pateándolo hasta que finalmente lo lanzó desde la cuerda superior. La paliza llego a un nivel que no esperábamos ver.

Cuando comenzó a sonar su música de entrada cerca de 10 minutos antes, McMahon recibió una gran ovación de la concurrencia en Las Vegas a medida que se acercaba al ring para dirigirse a Owens, quien la semana pasada estaba en el lado de receptor de un ataque perpetrado por el comisionado de SmackDown Shane McMahon.

Actuando como técnico para defender el honor y la dignidad de su hijo, lo único que dijo Vince que lamentaba era que Shane no hubiese terminado el trabajo sobre Owens - o más específicamente, "que te sacara el hígado y te lo mostrara".

Los golpes verbales con Owens fueron grandiosos. Hace mucho que Vince ya no forma parte central de las historias, donde con regularidad amenazaba y despedía a sus empleados, mientras era protagonista de luchas y ángulos importantes. Pero el hombre todavía puede decir discursos llenos de emoción contra los mejores luchadores, y puede ser bien intimidante. Solo échenle un vistazo a esto:

El resultado aquí fue que McMahon anunció que Shane y KO llevarán su feudo creciente al ring - probablemente en la modalidad de 'Hell in the Cell' en el evento del 30 de octubre. Aunque ese choue tiene gran cantidad de intriga, especialmente con el historial de riesgos de Shane, la historia podría ser que no se eleve más de lo que se vio el martes luego del gran drama vivido en el programa.

El atractivo de Vince, quien no había aparecido en televisión desde el día después de WrestleMania a principios de abril para anunciar a Kurt Angle como el nuevo gerente de Raw, en raras ocasiones se le ve en posición desventajosa, especialmente en años recientes cuando no ha sido figura fija semanal en la TV.

Su regreso también marcó la primera aparición de Stephanie McMahon, quien corrió al ring para socorrer a su padre, desde el espectáculo en Orlando.

Así que ahí los tenemos. La familia más poderosa en el mundo del entretenimiento deportivo versus el principal rudo en el negocio. La pregunta ahora es: ¿Cuál rol va a jugar Vince en el eventual resultado?

La esperanza es que haya llegado para quedarse, aunque sea por corto tiempo.

La principal rivalidad del 2017 es...

¿Curt Hawkins versus R-Truth? Por supuesto, estamos bromeando. No es esa, ni tampoco la de Roman Reigns contra Braun Strowman o AJ Styles-Kevin Owens.

El feudo de The New Day-los Usos ha sido espectacular. Desde su brillante actuación en SummerSlam hasta su batalla del martes en la noche, cuando New Day reclamó los títulos, la acción entre ambos bandos ha sido brillante, en cada una de sus luchas.

Y sí, podemos catalogar esto como una "rivalidad principal" desde ya a mediados de setiembre. Así de buena ha sido. Honestamente, realmente no importa quien gane o quien tenga los campeonatos. Sí, New Day tiene un atractivo que resuena con los fanáticos en todo el mundo, pero su acto de tres personas nunca ha sido mejor que cuando se miden a los Usos.

Su más reciente duelo fue una pelea callejera - un choque sin descalificación y sin conteo fuera del ring. Con mesas y sillas, la preocupación inicial fue si la estipulación y el potencial físico de la pelea le restara emoción al espectáculo aéreo y al ritmo del que son capaces en sus combates.

Pero no nos podíamos equivocar más. Kofi Kingston trajo la intensidad de la pelea a un nuevo nivel cuando agarró un palo kendo y la emprendió contra Jimmy Uso antes de subirse a las sogas para propinarle una patada a Jey (quien tenía una silla en sus manos).

Luego, los Usos tomaron control, al atrapar a Kingston quien se lanzaba de la cuerda principal y lo arroparon con una barricada.

Más adelante, fue el turno de Big E. Logró convertir una serie de suplexes sobre Jey Uso y luego le propinó un devastador splash.

Eso fue antes que Kingston enviara a Jey Uso, quien estaba de pie sobre la cuerda superior, a través de una mesa que estaba plantada en el piso fuera del ring. En última instancia, su movida final llamada Midnight Hour le dio a New Day su segundo título en parejas de SmackDown para igualar el total que lograron en su corrida en Monday Night Raw.

De acuerdo con ESPN Stats & Info, The New Day se convirtió en el sexton equipo en capturar cuatro o más títulos en parejas.

A pesar de lo impresionante que es ese número, esta es una escuadra que hay que ver de forma obligada en la TV en estos días. Su acto con los Booty O's y Francesca es divertido, y el trio es bien entretenido aun cuando no esté en el ring. Pero sus luchas contra los Usos desde su llegada a SmackDown Live han sido las mejores de su carrera.

A pesar de lo cansadas y mediocres que se pueden volver algunas rivalidades con el tiempo, no hay absolutamente ninguna razón para cerrar esta - al menos no en el futuro cercano.

Aciertos y fallos

  • El martes en la noche, hubo tres peleas por campeonatos, y ninguna estuvo en el evento principal, gracias a la aparición de Mr. McMahon. Este era exactamente el tipo de actuación que SmackDown necesitaba para mantenerse al mismo ritmo con Raw, que ha estado construyendo rápidamente el camino hacia WrestleMania en menos de dos semanas.

  • Tuvimos una secuencia bastante predecible en el choque AJ Styles-Tye Dillinger, en el que un irascible Baron Corbin interfirió y luego golpeó a ambos, preparando lo que se espera sea un choque entre Styles-Corbin clash en Hell in a Cell. No queremos adelantarnos demasiado, pero una mirada en la bola de cristal nos muestra que Corbin podría terminar con el título de EEUU, poniendo a Styles de vuelta en el escenario por el título pesado, donde Shinsuke Nakamura, un viejo rival de sus días en Japón, podría estar esperándole.

  • Nakamura no estuvo en los alrededores el martes, aunque fue víctima de burlas por parte de Jinder Mahal, quien mostró algunas fotos no tan halagadoras de las expresiones faciales de la estrella japonesa en la pantalla grande. En esta era PG, fue algo raro escuchar los matices raciales de Mahal sobre cómo los fanáticos reaccionarían a Nakamura, quien luce y habla diferente. El acto antiestadounidense de Mahal ha funcionado, pero el martes, lo llevo un poco demasiado lejos.

  • ¿Recuerdan los días en los que Naomi era alguien? Ahora se la pasa perdiendo en sus luchas, como le ocurrió el martes, al rendirse ante la campeona Natalya en una sharpshooter. Así que Naomi está fuera del panorama por el título. La pregunta ahora es cuándo Carmella, quien siempre anda cargando con su maletín de Dinero en el Banco, va a hacer su movida. Algo nos dice que en Hell in a Cell podría ser su mejor oportunidad.

  • Lo entendemos, Dolph Ziggler. Estás fuera de forma porque nadie te ve por quién eres - un talentoso luchador dentro del ring. Pero ya basta con burlarte de Bayley y del Ultimate Warrior y corriendo hacia el camerino. Solo ponte a pelear con alguien, incluso si tienes que servirle de jobber a alguien como Bobby Roode o algún otro.

  • Hablando de servir como jobber, todo indica que Zack Ryder se cansó de perder. Se rehusó a chocar manos con Shelton Benjamin y Chad Gable luego de una rápida derrota el martes en la noche. Luego de eso, Ryder intimidó a su compañero Mojo Rawley, y luego dijo par de palabras antes de alejarse. No estoy seguro de cuál será el plan aquí, pero sin Ryder tiene aspiraciones de ir por un camino similar al de Ziggler, le aconsejamos que piense en algo más.

  • Qué tal unir un grupo de luchadores descontentos como Ziggler y Ryder, y quizás colocar en el mismo a Rusev, quien aparentemente ha sido rechazado por su familia en Belarus. Todos ellos son buenos luchadores capaces de rellenar la parte media del espectáculo. ¿Quizás comenzar un feudo con Luke Harper (¿dónde se metió?), Mojo y Sin Cara? Solo un pensamiento.